Buscar en nuestro sitio Web
Buscar


Lea el Libro Grande y Doce y Doce

ARCHIVOS E HISTORIA

“Estamos tratando de acumular registros extensos que tengan valor para algún historiador futuro…
“Es muy importante que el material histórico sea colocado en nuestros archivos de forma tal que no pueda haber grandes distorsiones…
“Queremos seguir ampliando esta idea pensando en la historia completa que vendrá más adelante…”
— Bill W., 1957
La idea de organizar una colección histórica de los documentos de la Comunidad provino del co-fundador Bill W. a inicios de los años 50. Bill estaba cada vez más preocupado por el hecho de que “la historia de Alcohólicos Anónimos seguía estando oculta por un manto de niebla.” Sabiendo que la correspondencia de la oficina era mantenida de una forma un tanto desorganizada en los cajones de la Sede Central, Bill comenzó a organizar nuestros archivos históricos. Él personalmente grabó los recuerdos de los veteranos en el área de Akron/Cleveland; mandó cajas de cintas en blanco a otras personas, alentándolas a grabar sus propios recuerdos.

La visión de gran alcance que tuvo Bill definió un mensaje referente a los archivos históricos que sigue teniendo validez en nuestro días. Tal como dijo nuestro co-fundador: “Cada uno de los acontecimientos nuevos e inesperados (en A.A.) contiene, tras de sí, una enorme cantidad de incidentes y experiencias dramáticas — muchísimas historias… No es difícil preparar una crónica de los hechos que ocurrieron — es decir, las fechas en las que llegó la gente, los grupos que se iniciaron, etc. Lo difícil de conservar es el ambiente de todo lo que ocurrió y el material anecdótico que dará vida a las experiencias tempranas.”

Tras muchas décadas de organización y configuración sin descanso, la sala de Archivos Históricos de la O.S.G. fue inaugurada con una ceremonia formal en la que se cortó una cinta, en noviembre de 1975.

Desde entonces, los archivistas de la O.S.G. y los custodios que prestan servicio en el Comité de Archivos Históricos de la Junta de Servicios Generales han resaltado la importancia del servicio de archivos, el cual es vital para la supervivencia de la Comunidad. Como resultado de dicho trabajo, hoy en día casi todas las áreas han establecido colecciones de archivos históricos, y se observa un crecimiento significativo a nivel de los distritos.

Los documentos históricos nos ayudan a examinar nuestra experiencia de recuperación día a día y reencontrar la experiencia compartida del pasado. A medida que separamos los mitos de los hechos, nos aseguramos de que nuestro mensaje original de recuperación, unidad y servicio siga siendo el mismo en una Comunidad que cambia, crece y se expande, renovándose constantemente.