1945

El hospital Knickerbocker trata a los alcohólicos
En el hospital Knickerbocker de Nueva York, se inicia un programa experimental pionero de tratamiento a pacientes alcohólicos. El Dr. William Silkworth, nuestro primer amigo del campo de la medicina, es el director del pabellón de A.A.
Se unen al redil...
Después de la Segunda Guerra Mundial, empiezan a aparecer grupos de A.A. por otros países, y se va corriendo la voz acerca de la incipiente organización al sur de la frontera, al otro lado del Atlántico y del Pacífico. Se celebra la primera convención internacional de la Comunidad y se crea la Conferencia de Servicios Generales.
Décimo aniversario de A.A.
Más de 2,500 miembros y amigos de A.A. de 36 estados y dos provincias canadienses se congregan en Cleveland para honrar a Bill W. y al Dr. Bob y para celebrar diez años de Alcohólicos Anónimos. Organizado por los 44 grupos de la ciudad, el evento de dos días incluye reuniones abiertas, fiestas, una asamblea en el Severance Hall (derecha), y una cena de clausura en el Hotel Carter. Según un reportero del Grapevine, los discursos de Bill y el Dr. Bob describen el desarrollo de A.A. con “gratitud, humildad y sencillez.”
El alcance del artículo de una revista
“Tal vez yo también lo puedo hacer,” un artículo sobre Edward G., miembro de A.A., publicado en la edición de octubre de 1944 del Reader’s Digest, aparece traducido en varias de las ediciones internacionales de la revista en los cuatro años siguientes. Como consecuencia de este artículo, alcohólicos de todo el mundo escriben a la Fundación Alcohólica para pedir información sobre la Comunidad.
Primeras reuniones en Australia
En una carta a Archie McKinnon, enfermera psiquiátrica interesada en ayudar a los alcohólicos de Sydney, Bobbie B. de la Fundación Alcohólica le da el nombre de dos hombres que comparten su objetivo: el Dr. Sylvester Minogue y Fr. Tom Dunlea, fundador de Boystown en Australia. Los tres no-alcohólicos se unen para formar el primer grupo de A.A. del país, con Rex A. el primer miembro en lograr y mantener la sobriedad.
Surgen grupos de africanos-americanos
A principios de 1945, cinco africanos-americanos residentes en St. Louis forman un grupo que crece rápidamente. En Washington D.C., Jim S., apadrinado por un A.A. llamado Charlie, empieza a celebrar reuniones en una sala del YMCA local. Jim iniciará el primer grupo de Harlem. Para 1950, los africanos-americanos habrán formado grupos en Detroit, Chicago, Filadelfia, Los Angeles, Cleveland, y otras ciudades. En un país de gran diversidad, los grupos de A.A. acogerán a todos los que deseen dejar de beber.
Avanzada en el Atlántico
Después de pedir consejo a la Fundación Alcohólica, Steve V., un miembro de A.A. de Trenton, N.J., forma un grupo en St. Georges, Bermuda. En un mes, aumenta de dos a seis miembros y después crece rápidamente. El año siguiente, el Hamilton Mid-Ocean News publicará una serie de doce artículos sobre Alcohólicos Anónimos.
El aspecto ameno
Los informes y cartas publicados en el Grapevine van acompañados a veces por historietas humorísticas relacionadas con el alcohol, como la sometida por un miembro (derecha). Las primeras ediciones de la revista publicaban una columna de chistes.
Propuestas de Hollywood
Tras el éxito de El fin de semana perdido —película acerca de un alcohólico ganadora del Oscar en 1945— tres estudios de Hollywood ofrecen $100,000 por los derechos de la historia de la Comunidad. La Fundación Alcohólica, por temor a que esas películas fuera una violación del anonimato, rehúsa la oferta en nombre de los miembros de A.A.

1946

Irlanda se une al programa
La decisión de un miembro de A.A. de Philadelphiay antiguo dueño de una taverna, Connor F., de viajar a Irlanda conduce a la formación del primer grupo irlandés. Connor y su esposa visitan un sanatorio de Dublín, donde un médico les presenta al paciente Richard P., de Belfast. Después de leer el Libro Grande que Connor le regaló, Richard escribe a varios contactos que se han enterado de A.A. por medio del Padre Tom Dunlea. (Dunlea, uno de los fundadores del primer grupo de Australia, también había difundido el mensaje en un viaje a Irlanda.) Pronto, el primer grupo de A.A. de Irlanda se reúne en un cuarto del Country Shop de St. Stephen's Green de Dublín.
Se publican las Doce Tradiciones
Una a una, las Doce Tradiciones de A.A. escritas por Bill W. se publican por primera vez en la revista Grapevine, que ahora se publica en formato de librillo.
A.A. en las noticias
El rápido crecimiento de A.A. se refleja en noticias acerca de la sociedad que aparecen en la prensa. El artículo a la derecha fue publicado en periódicos de toda la nación en la primavera de 1946. Se enfoca en las mujeres alcohólicas, cuyo número en A.A. crece a pasos agigantados.
Primeras reuniones conocidas en México
Lester F. y Pauline D., americanos, organizan un grupo para la comunidad de habla inglesa de México, D.F. Mientras tanto, Ricardo P., mexicano residente en Cleveland, traduce al español unas partes del Libro Grande. En una conferencia de la Junta de Información Pública de México, se aprueba la importación de publicaciones en español sobre el alcoholismo y la creación de grupos de A.A. de habla hispana.
Comienzos en África
En 1946, el movimiento de A.A. surge en tres diferentes lugares de Sudáfrica. Los fundadores, que no se conocen, son Arthur S., que se entera de A.A. por Reader’s Digest, se pone en contacto con la Fundación Alcohólica y forma un grupo en Johanesburgo; Pat O'F. de Capetown, que también ha consultado con la Fundación Alcohólica; y Val D., que logra la sobriedad después de leer un ejemplar de Libro Grande que le dio un cura, y funda un grupo en Springs.
Una declaración sobre recaudar fondos
Para detener los intentos de varias organizaciones caritativas de aprovecharse de la influencia de A.A., la Fundación Alcohólica publica una declaración dirigida a las que insinúan estar respaldadas por A.A. en sus solicitaciones al público. Dice, en parte: “Alcohólicos Anónimos no sólo no respalda la actual solicitación de fondos sino que desaprueba el uso no autorizado de su nombre en cualquier actividad de recaudar fondos.”
El primer grupo de Nueva Zelanda
Ian McE., residente del pueblo de Richmond de la Isla del Sur, ingresa voluntariamente a un hospital psiquiátrico para lograr la sobriedad. Allí lee el artículo del Reader’s Digest “Tal vez yo también puedo hacerlo”. Se identifica fuertemente con el tema del artículo y escribe a Bobbie B. de la Fundación Alcohólica, lo cual da inicio a una larga correspondencia con Bobbie (y apadrinamiento por ella) que conduce a la formación del primer grupo de Nueva Zelanda.

1947

Primeros indicios en Inglaterra
Aunque el primer grupo oficial de Inglaterra no se formará hasta 1948, las cosas se ponen en marcha cuando una visitante americana, Grace O., escribe a cinco londinenses que están en contacto con la Fundación Alcohólica para concertar una reunión en el Hotel Dorchester (derecha) el 31 de marzo de 1947. Entre los ocho asistentes hay dos americanos: un A.A. de Hollywood, California, a quien Grace conoció a bordo durante su viaje a Londres, y “Canadian Bob”, a quien conoció en un restaurante de Londres y desempeñará un papel importante en el desarrollo de A.A. Se siguen celebrando reuniones en restaurantes y casas, inluyendo la de Canadian Bob.
Militares inician grupos en el Pacífico
Después de la Segunda Guerra Mundial, los soldados estacionados en las bases del Pacífico inician grupos de A.A. con la ayuda de la Fundación Alcohólica. En el verano de 1947 el número de miembros de un grupo de Guam aumenta de 4 a 24 en un mes. En Okinawa, el Grupo Pioneer se empieza a reunir en el otoño de 1947.
Una misión a Noruega
George F., inmigrante noruego, dueño de un café en Connecticut, escribe a su familia después de muchos años para informarles de haber logrado su sobriedad en A.A. Al enterarse de que su hermano, cajista de un diario de Oslo, es un alcohólico casi arruinado, George y su esposa venden el café y se van a Noruega. Al principio, su hermano no se interesa en los Doce Pasos, pero luego acepta el mensaje con entusiasmo y muy pronto logra su sobriedad. Por medio de anuncios en el diario, Geroge llega a formar un grupo de miembros de A.A., el primero de Noruega.
A.A. llega a ser automantenida
Bill W. informa que gracias a las ventas del Libro Grande y a las contribuciones de los grupos de A.A., la Fundación Alcohólica es automantenida. La idea de contribuciones se originó en un cálculo que indicaba que si cada grupo contribuyera con un dólar por miembro cada año se podrían cubrir todos los gastos. Las contribuciones eran voluntarias y se prestaban los mismos servicios a todos los grupos, contribuyentes o no — una práctica todavía vigente.
El preámbulo de A.A.
En el número de junio 1947 del Grapevine de A.A. aparece por primera vez una declaración que define la Comunidad y su misión. Los grupos de A.A. adoptan rápidamente esta declaración, conocida como el Preámbulo de A.A., y se publica en gran parte de la literatura de A.A.
Expansión en Canadá
Para fines de 1947, se empiezan a formar grupos de A.A. en las Provincias Marítimas de Nueva Escocia, New Brunswick, Prince Edward Island y Terranova. La Comunidad se extiende por todo el país, con grupos fundados en Ontario en 1943, en Québec en 1944, Alberta y Manitoba en 1945, Colombia Británica en 1946 y Saskatchewan en 1947. La foto a la derecha muestra un lugar de reunión de A.A. en Cheticamp, Nueva Escocia.
Comienzo incierto en Brasil
Después de dos años de correspondencia esporádica entre la Fundación Alcohólica y algunos americanos residentes en Brasil, la Fundación inscribe a Herb D. como contacto oficial de A.A. En septiembre de 1947, Herb pide y recibe un surtido de folletos de A.A. y el nombre de otro miembro de A.A. de Rio de Janeiro. Los dos buscan a posibles miembros y se forma el primer grupo de Brasil.

1948

Un brote sueco
Frank B., sueco-americano, logra su sobriedad en Newark, New Jersey, se traslada a Suecia e informa al grupo de Newark de haberse unido a un grupo en el pueblo de Boras, para el gran asombro de la Fundación Alcohólica. De hecho, el grupo está afiliado con el Links Society (una sociedad fundada por un oficial de la junta antialcohólica de Estocolmo, basada en cierto grado en los conceptos de A.A., con los que el oficial se había familiarizado en un viaje a los EE.UU. en 1939.) La Fundación Alcohólica y la Links Society intercambian correspondencia y con esto en febrero de 1948 el grupo Boras Links aparece inscrito en la lista de A.A. En años posteriores, cada vez más grupos cambian su afiliación de la Links Society a A.A. y la OSG sueca publica los Doce Pasos en forma de librillo (derecha).
Finlandia recibe el mensaje
Unos alcohólicos se reúnen cada semana en la casa de una pareja empleada por la oficina de asistencia social de Helsinki. Con “mamá y papá”, como se les llama a los líderes, se enteran de Alcohólicos Anónimos cuando “Tal vez yo también puedo hacerlo” aparece en la edición finlandesa del Reader’s Digest. El grupo se guía por los principios de A.A. y la Links Society sueca. Posteriormente, los grupos finlandeses se conectarán con A.A. El cartel a la derecha dice "Lo primero es lo primero".
Comienzos en Corea
A principios de 1948, un cura llamado Padre Mosely inicia un grupo en Seúl después de recibir literatura de Nueva York. Otros dos grupos se reúnen esporádicamente en los tres años siguientes, pero el primer grupo en ser inscrito en la Fundación Alcohólica no se formará hasta 1952: Yong Dong Po, el nombre del pueblo donde se reúne por primera vez.
Akron celebra su 13º anivesario
Unos 4,000 miembros de A.A. de Ohio se congregan en Akron para celebrar otro hito: el 13º aniversario de A.A. La reunión, a la que asisten Bill W. y el Dr. Bob, se abre con una oración pronunciada por el Rev. Walter F. Tunks, el párroco que puso a Bill en contacto con Henrietta Seiberling en 1935.
A.A. en Japón de la posguerra
Después de aparecer un artículo sobre A.A. en Pacific Stars and Stripes, la Fundación Alcohólica se ve inundada con cartas de soldados americanos estacionados en Japón. La Fundación envía sus nombres a Harry G. que está en Tokio escribiendo un libro sobre los Juicios por Crímenes de Guerra 1945-48. (Harry sugirió a la Fundación en diciembre de 1947 que Japón era un terreno fértil para A.A.) Con un A.A. de Indiana, inicia un grupo de habla inglesa que lleva a la formación de grupos nativos por todo Japón.
Enfermedad del Dr. Bob
En el verano de 1948 el Dr. Bob se entera de que tiene cáncer terminal; cierra su consulta y deja la práctica de la medicina. En diciembre de 1948, el Dr. Bob da su última charla ante un grupo de miembros de A.A. de Detroit, Michigan.

1949

El mensajero escocés
En 1948, Sir Philip D., un terrateniente escocés que lleva mucho tiempo luchando con el alcoholismo, viaja a los EE.UU. invitado por el Grupo Oxford. Conoce a George R., miembro de A.A., que le familiariza con los principios de la Comunidad. Sir Philip regresa a casa resuelto a dejar de beber y a llevar el mensaje de A.A. Logra hacerlo y en mayo de 1949 se fundan los primeros grupos escoceses conocidos en Edimburgo y Glasgow, donde se reúnen en el Hotel St. Enoch (derecha).
Bill W. habla ante la Asociación Psiquiatrita Americana
A invitación del Dr. Kirby Collier de Rochester, New York, uno de los primeros admiradores de A.A. del campo de la psiquiatría, Bill W. participa en un simposio sobre el alcoholismo en la reunión anual de la Asociación Psiquiátrica Americana, en Montreal en mayo de 1949. Su discurso señala la aceptación de A.A. por parte de otra organización médica americana. El discurso de Bill se tituló "La Sociedad de Alcohólicos Anónimos".
Desarrollo rápido en Holanda
En enero de 1949, Henk Krauwel de la Agencia Médica de Alcohol de Ámsterdam informa a la Fundación Alcohólica que él y dos pacientes suyos, John V. y Carel A., van a organizar una reunión de A.A. a mediados de febrero. Lo hacen con gran éxito. En los dos años siguientes se inician varios grupos en Rotterdam, Haarlem, La Haya y otras ciudades holandesas.

1950

Primera convención internacional
En junio de 1950 Alcohólicos Anónimos celebra su 15º aniversario en una convención internacional en Cleveland con más de 3,000 asistentes. Un evento de suma importancia es la adopción de las Doce Tradiciones. También en la convención, realizada en el Auditorio Público de Cleveland (derecha), el Dr. Bob pronuncia su último mensaje público, recalcando, en sus breves observaciones, la necesidad de ser compasivos y mantenerlo simple.
Dinamarca: De Ring i Ring a A.A.
En 1948 el Dr. Martensen, un médico que trata a pacientes alcohólicos, funda un grupo de una sociedad antialcohólica nacional llamada Ring i Ring. Se reúne en un restaurante (derecha) del Zoo de Copenhagen. En el verano de 1949, Gordon McD., un miembro de A.A., y su esposa visitan Ring i Ring en una sala de reunión de Lyngby, un pequeño suburbio de las afueras de Copenhagen. En enero de 1950 el grupo cambia su nombre al de “Ring i Ring Danish A.A.” y se inscribe en la Fundación Alcohólica. En los años siguientes, otros miembros de Ring i Ring se separan y efectúan reuniones cerradas basadas en los Doce Pasos y otros principios de A.A.
Primer grupo peruano
Después de leer un artículo sobre ACE, un tratamiento para el alcoholismo agudo, en la revista Look, Percy N., un americano residente en Lima, escribe a la Fundación Alcohólica para solicitar su opinión al respecto. Recibe en respuesta tres folletos de Alcohólicos Anónimos. Percy expresa su deseo de ser miembro y formar un grupo, lo cual se pone a hacer en noviembre de 1950.
La muerte del Dr. Bob
El Dr. Bob muere de cáncer el 16 de noviembre de 1950. Durante los 15 años de sobriedad del médico de Akron, la Comunidad que fundó con Bill W. transformó las vidas de casi 100,000 personas y sus seres queridos.

1951

Primera Conferencia de Servicios Generales de A.A.
La primera Conferencia de Servicios Generales, organizada por el presidente de la Fundación Alcohólica, Bernard Smith, tiene lugar en el Hotel Commodore de Nueva York, en abril de 1951. Bill W. escribe de su trascendencia: “Los delegados… escucharon los informes de la Junta y de todos los servicios. Hubo un debate cordial sobre varios asuntos de la política de A.A.…[Se demostró] como nunca lo acertada que es la Segunda Tradición: Nuestra conciencia de grupo podía actuar como la única autoridad y guía segura de Alcohólicos Anónimos.”
Un premio prestigioso
En San Francisco, en octubre de 1951, la Asociación Americana de Salud Pública, otorga a Alcohólicos Anónimos el Premio Lasker “en reconocimiento de su enfoque único y sumamente acertado” de “ese antiguo problema de salud y social.” El premio es auspiciado por las obras de beneficencia de Mary y Albert Lasker, filántropos neoyorquinos. Unos 3,000 A.A. y familiares junto con médicos, expertos en salud y clérigos asisten a una ceremonia en la que los oradores fueron Bill W. y Bernard Smith, presidente de la junta de custodios. En la foto a la derecha Smith es el primero de la izquierda.

1952

El nacimiento de Al-Anon
Desde los primeros días de la Comunidad, los seres queridos de los A.A. se habían reunido y compartido sus experiencias en Grupos de Familia poco formales. Por insistencia de Bill W., su esposa Lois se pone a crear una comunidad separada que formalice estas reuniones. Con Anne B., iniciadora de un Grupo de Familia en el condado de Westchester de Nueva York, Lois dirige una carta a 87 de estos grupos sugiriéndoles que se unan bajo el nombre de Al-Anon. La respuesta es afirmativa y nace los Grupos de Familia Al-Anon. En enero de 1952, Lois y Anne trasladan la oficina de la creciente organización de Stepping Stones al Club de la calle 24 de Manhattan.
Al Caribe por Canadá
Aunque ya en 1944 había habido solicitudes de información procedentes de las Bahamas, Burton L., un A.A. oriundo de Toronto que vive en Nassau, inicia el primer grupo estable en las Bahamas en 1952: cuatro miembros que se reúnen los sábados por la tarde. El grupo, uno de los primeros del Caribe, hace una contribución de $6 al inscribirse en la Fundación Alcohólica.

1953

Comienzo en Alemania de la posguerra
Un puñado de militares americanos, alcohólicos en recuperación estacionados en la base I de Munich después de la Segunda Guerra Mundial, se responsabiliza de formar el primer grupo de A.A. conocido de Alemania. Con la misión de alcanzar a los alcohólicos locales, ponen anuncios de una reunión en el Hotel Leopold (derecha) el 1 de noviembre de 1953. Entre los asistentes figuran Max, Kurt y Heindrich, que se reúnen con los americanos en lo que se conocerá como el “grupo madre” alemán.
Primera edición de Doce Pasos y Doce Tradiciones en 1953
Bill W. se dedica cada vez más a proyectos literarios, entre ellos el libro Doce Pasos y Doce Tradiciones, en el que expone en profundidad y detalle su comprensión de los principios básicos de A.A.
El primer grupo de Nicaragua
En el otoño de 1953, Jack M., que se trasladó a Nicaragua en 1950 y se unió a A.A. al volver a los EE.UU. para una breve visita, funda en León el Grupo la Merced. Los grupos de la capital, Managua, y otros pueblos de Nicaragua empiezan a reunirse una década más tarde, con ayuda de la Fundación Alcohólica.
El Libro Grande llega a Bélgica
En octubre de 1953 en una reunión de alcohólicos belgas y anglófonos en Bruselas, Jean L. introduce el Libro Grande y los principios de Alcohólicos Anónimos. A los pocos meses, empiezan a formarse varios grupos no sólo en la capital de Bélgica sino en pueblos y ciudades de Flandes y Valonia.

1954

Bill W. no acepta títulos honorarios
Tras el éxito de Alcohólicos Anónimos, varias universidades proponen otorgar títulos honoris causa a Bill W. El no los acepta explicando el porqué en una carta dirigida a la Universidad de Yale que le ofreció un título honorario en Derecho: “La Tradición de Alcohólicos Anónimos…pide a todo miembro que evite cualquier publicidad u honor personal que pueda vincular su nombre con nuestra Sociedad en la mente del público.” Luego se refiere a la necesidad del anonimato en A.A., según queda expresada en la Duodécima Tradición.
La Fundación Alcohólica se convierte en la Junta de Servicios Generales
Se propuso cambiar el nombre de la Fundación Alcohólica al de la Junta de Servicios Generales por primera vez en la Conferencia de Servicios Generales de la primavera de 1951, pero el cambio no es oficial hasta 1954. El motivo es indicar que la Comunidad de A.A. está asumiendo plena responsabilidad de sí misma.
Más de 100,000 miembros
Al fin de la segunda década de A.A., unos 130,000 miembros se reúnen en unos 6,000 grupos en cinco continentes.